Internacionales

Trump dice PR que la ayuda federal tras el huracán no durará por siempre.

jueves, 12 de octubre de 2017
170301141317-donald-trump-0228-super-169.jpg
Trump dice PR que la ayuda federal tras el huracán no durará por siempre.
 

El mandatario, que se refirió a la situación de la isla tras el devastador paso del ciclón María, afirmó en Twitter que la situación del "servicio eléctrico y todas las infraestructuras era un desastre antes de los huracanes".

El presidente Donald Trump lanzó esta mañana, desde su cuenta de Twitter, una advertencia a Puerto Rico afirmando que no puede mantener a FEMA (la Agencia Federal de Emergencias), a los militares y a la asistencia inicial en enviada a la isla por siempre tras el paso del poderoso huracán María que dejó decenas de muertos, daños materiales de consideración e interrupción del servicio de electricidad en vastas zonas.

Sus palabras de este jueves se contradicen con el mensaje que lanzó a finales de septiembre, en un encuentro con la Asociación Nacional de Fabricantes de la isla, en el que sostuvo que "no descansaremos, sin embargo, hasta que las personas de Puerto Rico estén a salvo".

El mandatario, que se refirió a la situación que vive la isla tras el paso del huracán María hace varias semanas, afirmó que "el servicio eléctrico y todas las infraestructuras eran un desastre antes de los huracanes".

Además, el presidente indicó que "depende del Congreso" la cantidad de dinero federal que se debe aprobar para ayudar a la isla en su recuperación.

Cuando han pasado tres semanas desde que María golpeó con fuerza Puerto Rico, gran parte de la isla continúa sin electricidad, combustible ni agua potable. Además, un gran número de servicios, como los hospitales, tienen dificultad para operar con normalidad.

Hasta ahora, las autoridades han reconocido que el devastador huracán dejó 48 muertos.

La respuesta que ha dado Trump a la situación de la isla ha sido fuertemente criticada. El presidente visitó Puerto Rico el 3 de octubre, cuando sobrevoló algunas de las zonas más afectadas y visitó la urbanización de Guaynabo, cerca de la capital.

Durante la visita, el mandatario lanzó papel toalla a los damnificados, un gesto que levantó un gran malestar. Además, sostuvo que el número total de fallecidos era menor que el de "la verdadera catástrofe" que fue el huracán Katrina en 2005.

Poco después de que Trump lanzara estos mensajes, el líder de la minoría demócrata en el Senado, Chuck Schumer, afirmó en su cuenta de Twitter que "FEMA necesita quedarse (en Puerto Rico) hasta que el trabajo esté completo y, en estos momentos, está lejos de estar completo".

El demócrata se preguntó "por qué continuamos tratando a los puertorriqueños de manera diferente a otros estadounidenses cuando se trata de desastres naturales".

Fuente: Univision.com

Comentarios