Cine

Kenji Mizoguchi, protagonista del mes de enero en Filmoteca Española.

jueves, 10 de enero de 2019
1748703.jpg
Kenji Mizoguchi, protagonista del mes de enero en Filmoteca Española.
 

'Cuentos de la luna pálida' inaugura el jueves 10 de enero un ciclo de ocho películas restauradas del maestro japonés.

Ocho joyas del japonés Kenji Mizoguchi, pertenecientes a su último período, de 1951 a 1956, son las protagonistas del mes de enero en Filmoteca Española-Cine Doré, porque el ciclo Kenji Mizoguchi. Los últimos años, en colaboración con Capricci Cine, ofrecerá la oportunidad de ver en pantalla grande y remasterizadas digitalmente en 4K títulos como Cuentos de la luna pálida (1953) o El intendente Shanso (1954). 

El ciclo dedicado a Mizoguchi se inaugura el jueves 10 de enero con la proyección del clásico Cuentos de la luna pálida, una de las obras maestras de la historia del cine. La película traslada a la gran pantalla la serie de relatos Cuentos de lluvia y de luna, de Ueda Akinari (1734-1809), para explicarnos la desdicha de una familia durante el Japón feudal del siglo XVI, en plena guerra civil. La cinta fue premiada con el León de Plata en la Mostra de Venecia de 1953, y en su presentación en Cine Doré el cineasta Carlos Vermut desentrañará algunas de las cuestiones del estilo de Mizoguchi que han hecho de este trabajo uno de los grandes títulos del cine.

El ciclo se completa con La señorita Oyu (1951), Los músicos de Gion (1953), La mujer crucificada (1954), La emperatriz Yang-Kwei Fei (1955), La calle de la vergüenza(1956), El intendente Sansho y Los amantes crucificados (1954), estas dos últimas restauradas en 4K. 

Además, el mes de enero en Filmoteca Española también permitirá disfrutar de títulos seleccionados por Martin Scorsese en su sección Carta Blanca, como epílogo de la gran retrospectiva que se le ha dedicado en los últimos meses de 2018. En este caso, se trata de 18 filmes procedentes de restauraciones avaladas por The Film Foundation, desde clásicos del Noir B como Detour (Edgar G. Ulmer, 1945), Lions Love (Agnès Varda, 1969) o Rebelde sin causa (Nicholas Ray, 1955).

Fuente: Sensacine

Comentarios